¿Por qué las dietas no funcionan? No eres Tú, es Tu Cerebro

Posted in Comida Saludable

“Aprovecha los Corralazos, con unos precios irresistibles, deliciosas, increíbles…” y como dice el comercial, nosotras ya estamos haciendo ¡humm! Quiero comer una hamburguesa, con papas a la francesa y por qué no una malteada. Enterrando así nuestro propósito de año nuevo de comer comida más saludable. Una vez pecamos, decimos que no volveremos a flaquear, sin embargo, seguimos flaqueando, una y otra vez. ¿Por qué será?

¿Será que no tenemos fuerza de voluntad? Decepcionadas, nos preguntamos ¿por qué es tan difícil comer saludable? Puede que comer una ensalada no sea tan rico y llenador como una hamburguesa o una pizza. Pero más allá del sabor y eso, te tenemos una noticia. El culpable de que te dejes tentar por la comida rápida no eres tú, es tu cerebro.

Está científicamente comprobado que el cerebro prefiere la comida que le hace daño porque le genera placer y hasta adicción. O cuántas veces hemos dicho que estamos satisfechas, pero nos ofrecen un postre y decimos sí sin pensarlo mucho.  A este comportamiento se le conoce como el daño reversible. Porque las conexiones neurológicas emocionales se activan cuando una persona ve un anuncio publicitario o un producto que podría ser perjudicial para su salud. Ahora entendemos por qué este tipo de comida es líder en el mercado.

Él es el responsable que no nos mate la idea de comer quinua, alimento súper saludable, pero si le agregamos un poco de queso, fríjoles, aguacate, maíz, etc. Ahí sí se vuelve una opción más apetitosa. Cada vez más escuchamos o vemos restaurantes que dicen vender comida saludable. Y seamos honestos, no es que nos antoje mucho pedir algo de esos lugares. Nosotras creemos que si quizás empezaran a jugar con nuestro cerebro, para hacernos creer que este tipo de comida es igual de apetecible, la mayoría de las personas comenzarían a comer más saludable, y, muy seguramente nosotras ahí sí cumpliríamos con nuestro propósito de año nuevo. ¿Lo recuerdan? (Si lo olvidaron era comer más sano).

Es por eso que nos ponemos la tarea de probar restaurantes, en Bogotá, dónde sirvan comida rica y saludable, y esperamos que engañe a nuestro cerebro. Nos negamos a creer que el cerebro nos dominará en nuestros antojos. Debemos ser nosotros quienes estemos al mando.

¡Espera nuestros siguientes posts para saber cómo nos va con nuestro reto y sigue conectada con nuestro blog GMR LifeStyle!

Recuerda come saludable, ejercítate, vive GMR

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart
WhatsApp chat